viernes, 4 de septiembre de 2020

'The baddest of', de Inoportunos

Con apenas 16 años, en 1989, Lauren Jordán funda su grupo Inoportunos. Desde entonces, se ha convertido en un activista dinámico del mundo rocker, que tanto abandera iniciativas como escribe libros sobre este movimiento musical. Con Inoportunos lleva publicados siete discos en la estela de Los Rebeldes, Bulldog o Gatos Locos, grupo al que también pertenece, un rock and roll de hechuras hispánicas que poco a poco se irá salpicando de los Stray Cats. En él, los Cadillacs se ven sustituidos por turismos nacionales, nuestros mitos, como en “Seat 1500 camino de Wyoming”.

Tras nueve elepés, algunos de ellos originales y otros con recuperaciones de maquetas y viejas grabaciones, deciden editar una antología de sus éxitos con dos temas nuevos. Veintitrés canciones con toda la fuerza de su neorockabilly. Hay éxitos de sus primeros tiempos, como una curiosa versión speed del “Tainted love” de Gloria Jones-Soft Cell (que ya había adaptado Dave Phillips a la americana) o himnos como “Fuerza rocker”, un bastión y una declaración de principios. Hay más versiones, y Johnny Burnette y el “Brand new cadillac” conviven con otros temas de impecable factura.

En un estilo al que le sientan bien los tópicos no dejan de acordarse del mundo de la radio en “University Radio”, pero también enlazan con otros tonos, más oscuros en “Estás fatal” o fondos entre el ska y el spaghetti western para otro de los tópicos norteamericanos: “Halloween”. Incluso más allá de los géneros que pueden ser más o menos afines a su ideario estético. “Mala mujer” —el título da una pista— tiene algo de rumba canalla y mucho de retrato femenino estereotipado, como el “La mataré” de Loquillo; y “My damned city” algo de folk rock o de Johnny Cash, con esa armónica en primer plano.

El resto, repertorio de sonidos clásicos, sólidos y compactos en “Drink what you want” o “Rubia, fría y peligrosa”. Por supuesto, es esencial para los devotos de este tipo de sonidos, pero también para aquellos que quieran tener en su discoteca un ejemplo de una faceta del pop español, la del rockabilly, plagada de grandes nombres, de los de primera fila, pero también de bandas más desconocidas que hacen su trabajo con honradez y buen gusto.

[Fuente: César Prieto para efeeme.com]

domingo, 10 de mayo de 2020

'Músicos en cuarentena' una iniciativa literaria y musical sin precedentes


El libro, 'Músicos en cuarentena',recoge experiencias, estados de ánimo y anécdotas de populares músicos y cantantes que nos explican sus vivencias durante el confinamiento. La asociación Sanfilippo ha puesto en marcha la creación de un libro solidario para recaudar fondos, destinados a la investigación, con el objetivo de iniciar a contrareloj un ensayo clínico.

'Músicos en cuarentena' es un trabajo colectivo dirigido por Lauren Jordan, escritor, productor y músico (Gatos Locos, Inoportunos, Teorema); prologado por el periodista Iñaki López, con la asistencia de Roberto Gil, cantante del grupo musical Tennessee, Pedro J. Pérez (director de Nueva Ola 80) y de Francisco Reina (director de Pellizco flamenco), con el apadrinamiento del actor Carlos Iglesias.

Numerosos artistas han querido participar en esta iniciativa solidaria aportando sus vivencias durante el confinamiento, entre ellos, nombres como Carlos Tarque (M-Clan), Manuel España (La Guardia), Manuel Martínez (Medina Azahara), Pitingo, Beatriz Rico, María Toledo, Carlos Segarra (Los Rebeldes), Rocío Márquez, Javier Ojeda (Danza Invisible), Pere Gené (Lone Star), Bieito Romero (Luar Na Lubre), Miguel Alférez (Decibelios), Marta Botía (Ella Baila Sola), Fernando Márquez (Paraíso, La Mode), Paco Clavel, Javier Herrero (Los Pecos), Helena Bianco (Los Mismos) Carlos Pina (Panzer) y muchos más. Además de un elenco de reputados fotógrafos, escritores y periodistas musicales como Jesús Ordovás, Ignacio Julià, Miguel Trillo, Juan de Pablos, Domingo J. Casas, etc.

La asociación Sanfilippo ha puesto en marcha la creación de este libro solidario que recoge experiencias, anécdotas y vivencias de distintos músicos durante el confinamiento. La recaudación de la venta del libro 'Músicos en cuarentena', será destinada íntegramente a la investigación del síndrome de Sanfilippo.

El síndrome de Sanfilippo es una enfermedad degenerativa, acumulativa, genética y mortal infantil, reflejada dentro del grupo de las enfermedades de depósito lisosomal. Los pacientes afectados por ella (niños), nacen aparentemente normales hasta llegados los 2 – 5 años de edad. La falta de una enzima (proteína) en su organismo, hace que su cuerpo no degrade cadenas largas de moléculas de azúcar acumulándolas en los lisosomas. Cualquier persona sana estas sustancias las eliminaría mediante la orina.

[Fuente: Fuenlabradanoticias.com]